|   Mapa Web | WebMail
31 oct 2015 a las 1:02

Probamos los nuevos iPhone 6s y 6s Plus: más rápidos, completos y caros que nunca

Un nuevo iPhone siempre llega con las mismas quejas: es muy caro, Apple te encierra en su plataforma, no tienes libertad de personalización, son móviles solo para quienes buscan presumir de marca... Sin embargo, Apple logra también (casi) siempre convertir estos puntos en principio negativos en una ventaja sobre sus rivales, en un producto que simplemente funciona a la perfección. ¿Lo ha conseguido esta vez?

Hemos probado a fondo la novena generación del iPhone, sus dos nuevos modelos, el iPhone 6s de 4,7 pulgadas y su hermano mayor, el iPhone 6s Plus con una enorme pantalla de 5,5 pulgadas. Cada dos años Apple añade al nombre la "s” de ‘speed’, es decir, el terminal mejora su velocidad y agrega alguna función extra. Pero no verás ninguna diferencia física respecto a la versión anterior. Usa el mismo diseño, aunque ahora ambos móviles son ligeramente más gruesos y pesados.

Como si de un buen automóvil se tratase, todo lo importante está bajo el capó, en su motor y en su fiabilidad.

Esta pantalla la va a copiar todo el mundo

Durante los últimos cinco días probando los nuevos iPhone no he podido parar de toquetear la pantalla, de pulsar los iconos de las 'apps' y presionar más fuerte, como si estuviera explotando una burbuja de plástico. Es absurdo y divertido a la vez, una pequeña característica que no define al móvil, pero que se ha convertido en el centro de todas las miradas. Se trata de 3D Touch, la función que Apple ha integrado en la pantalla y que reconoce varios niveles de presión.

 El iPhone 6s Plus (izquierda) y el 6s. (Foto: Enrique Villarino)

 Funciona de forma muy similar a como lo hace en el Apple Watch. Al pulsar sobre una 'app' puedes presionar más fuerte para que se muestre un menú con más opciones. Por ejemplo, si lo haces con la cámara aparecerán las funciones de autofoto, grabar un vídeo, grabar a cámara lenta o hacer una foto.

En la aplicación del ‘Teléfono’ surge la posibilidad de agregar un nuevo contacto o llamar al último número. En el navegador Safari, al pulsar con más fuerza sobre un enlace, el sistema previsualiza la página. Si deslizas el dedo hacia arriba te da más opciones, como abrir la web en una nueva pestaña o añadirla a la lista de lectura. Con el email ocurre algo parecido: si presionas un poco más fuerte sobre un mensaje lo previsualizas. Presiona más aún, y entrarás directamente en el texto.

 3D Touch permite a Apple y a los desarrolladores experimentar con una nueva forma de interacción, más allá de solo pulsar o arrastrar. Por ahora son pocas las aplicaciones ya son compatibles con esta tecnología, aunque entre ellas destacan Citymapper, Instagram, Twitter o Telegram.

No hay duda de que la competencia de Apple va a copiar esta idea hasta la saciedad. Y, la verdad, eso esperamos, porque es una forma de usar el móvil mucho más intuitiva que te ahorra tiempo en pequeñas acciones, como abrir una aplicación y acceder a una función concreta. De hecho ya han comenzado: la empresa Synaptics anunció a principios de octubre que había creado la tecnología ClearForce, muy similar a 3D Touch. Que empiecen los clones, porque esta es una característica que todos los usuarios querrán usar.

 

  La 's' es de velocidad

Si hay algo que define a cada generación "s" del iPhone es la mayor velocidad gracias al salto de generación en su procesador. En los nuevos iPhone 6s hemos comprobado cómo efectivamente existe esta mejora, muy destacable si llegas desde el iPhone 5 o 5s.

El nuevo procesador A9 y el aumento de memoria RAM se notan. He estado moviéndome entre juegos y aplicaciones sin parar, con una docena de 'apps' abiertas, múltiples pestañas en el navegador o probando algunos de los juegos de mayor exigencia gráfica del App Store, y el iPhone 6s pudo con todo. Hay que reconocerlo: es la gran ventaja de tener un ecosistema cerrado en el que controlas tanto el software como el hardware. Salvo excepciones, la experiencia de usuario estará a años luz de tus rivales.

 La mayor rapidez también se nota en el lector de huellas dactilares Touch ID. Introducido por primera vez con el iPhone 5s, Apple ha mejorado ahora la velocidad de reconocimiento de la huella al desbloquear el móvil o realizar pagos con aplicaciones. Comentábamos en nuestra reseña del Huawei Mate S cómo su lector podría ser el más rápido del momento, pero Apple ha reaccionado muy bien. El acceso con huella en el iPhone 6s es muy rápido, prácticamente inmediato al posar tu dedo, solo cuestión de milisegundos. Comparado con las dos ediciones anteriores el cambio es importante. Ya no es una característica destacada, pero sí logrará que, si no lo hacías ya, poco a poco dejes de teclear tu contraseña para simplemente pasar el dedo.

3D Touch y la mayor rapidez pueden parecer pequeñas mejoras, pero son las que al final hacen que te 'olvides' del móvil, que la experiencia de uso sea tan perfecta que todo fluya sin interrupciones.

Los nuevos iPhone 6s tienen baterías de menor capacidad que los modelos del año pasado pero, según Apple, mantienen el mismo tiempo de autonomía. ¿Es cierto? Sí. Con el iPhone 6s hemos logrado en un solo ciclo de carga (empezando al 100% hasta el 20%, que es cuando iOS te avisa del bajo nivel de batería) más de 30 horas en espera y 5 horas y media de uso. Con el 6s Plus hemos alcanzado 32 horas y 42 minutos en reposo, 8 horas y cuarto en uso. En otras palabras: con una capacidad de batería menor logramos algo menos de dos días de batería con el iPhone 6s y casi dos días completos con el 6s Plus. No está mal.

Por cierto, hace unos días conocimos que los nuevos iPhone venían con dos tipos de procesadores diferentes: de Samsung y de TSMC. Según algunas pruebas, la duración de la batería cambiaba bastante dependiendo de qué procesador tuviera el móvil. Apple aseguró en un comunicado que la diferencia entre ambos 'chips' era tan poca que no tenía impacto en la duración de la batería. En nuestro caso, ambos equipos venían con procesadores fabricados por TSMC. No hemos podido comparar cómo se comportarían si tuvieran procesadores Samsung, pero la duración de la batería ha sido satisfactoria y en línea con lo esperado.